sábado, 5 de febrero de 2011

Y LO LLAMABAN SACRIFICIO


Por eso me decían PIÉNSATELO PIÉNSATELO PIÉNSATELO MUY BIEN PIÉNSATELO... Y, como de costumbre: impulsiva, pasional e irreversiblemente testaruda, así como bastante prepotente;