viernes, 28 de febrero de 2014

34. ANDALUCES, LEVANTAOS O UNA ENTRADA EN CINCO MINUTOS


Viernes, 28 de febrero de 2014: Andaluces, levantaos o Una entrada en cinco minutos.

Y creo que me van a sobrar minutos, porque para escribir algo que siento desde hace décadas (ya que paso de las cuatro) tampoco me hace falta mucho más tiempo.
Veréis…
Yo soy andaluza. No de pura cepa, porque soy producto de un injerto, medio andaluza, medio castellana. Pero nací aquí, en Andalucía, y no me tira la tierra, no es eso. Soy andaluza, un injerto, pero andaluza. Y me tira SER ANDALUZA, así, sin más.
Soy andaluza y lo grito a los cuatro vientos, andaluza como Antonio Machado, como Pablo Ruíz Picasso, como Emilio Herrera… pero menos inteligente y con menos talento, por supuesto.
Soy andaluza porque esta tierra fue bautizada como Al-Andalus y se reconvirtió en Andalucía, y me corresponde el gentilicio.
Soy andaluza porque hablo andaluz, un idioma para los andaluces, un acento para el resto de España.
Soy andaluza y, además, de una de las ciudades más antiguas de Europa: nos fundaron los fenicios…
Pero cuidado:
No soy  inculta.
No soy cateta.
No “hablo mal”.
No soy una vaga.
No me duermo en los laureles.
No tolero todo lo que me echen.
No soy una cobarde.
Quien no me entiende, es porque no sabe escuchar.
Y…
Me avergüenzo de quien payasea tratando de imitar nuestro acento para "hacer una gracia", de quien no conoce Andalucía, su Historia, su cultura, y, aun así, osa insultarnos.
Pero más, mucho más aún, me avergüenzan los andaluces que dicen que “hablamos mal”, que no conocen su Historia ni su cultura, que dejan entrar lo que entienden por “modernidad” o “progreso” por pensar que es mejor que nuestras tradiciones, que no distinguen entre AVANCE y DESTROZO, sin saber siquiera qué está entrando ni por qué, los que quisieran ser cualquier cosa menos andaluces, los que tratan de ocultar su acento por creer que el castellano es mejor.
Pero cuidado…
Que también me avergüenzo de los andaluces que dicen que “me se” es andaluz, pues una cosa es el acento y otra muy distinta es defender tropelías lingüísticas que cualquiera puede cometer, no sólo un andaluz, cualquiera que no se preocupe por conocer la Gramática española.

Así que, quede claro: ANDALUCES, LEVANTAOS, sobre todo porque ya es tarde y hace un día estupendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario