martes, 11 de agosto de 2015

53. LUZ DE AGOSTO


Lunes, 10 de agosto de 2015: Luz de agosto.
Hace cinco años y nueve meses, tomé la segunda mejor decisión de toda mi vida. Esta mañana me acerqué a tu cabecita, aún descansando sobre la almohada, y te susurré: “Felicidades, princesa mía ¿Quién cumple años hoy?”. “Yo”, me sonreíste, aún dormida. Y, mientras te levantaba de la cama, añadiste: “Mami, me siento un poco más grande”. Por la tarde me preguntaste si ya no tenías cuatro años.
Viniste al mundo para querer y ser querida. Nadie me quiere como tú. Nadie confía en mí con tanta seguridad. Nadie se siente más protegida cuando está conmigo. Y cuando miro esos ojazos que enamoran a toda persona que te ve, me siento poca madre para tanto amor como me profesas. Porque yo te quiero con todo mi corazón y con toda mi alma, pero tú, luz mía, me idolatras, y no sé si merezco tal privilegio.
Ya te lo he contado muchas veces: te vi nacer y lloré de felicidad, en ese mismo momento supe que querría tenerte siempre así, tan cerca, sobre mi pecho. Pero creces, y algún día tendré que aceptar que ya no seré tu ídolo, sólo seré tu madre; que me seguirás queriendo siempre, pero, poco a poco, irás dejando de ser esa pequeña que siempre busca mi mano, mi abrazo, mi apoyo, mi atención… y te irás convirtiendo en una mujer autónoma, independiente, capaz de ser por sí misma todo lo que ahora necesita que yo sea por ella. Es lo que deseo, y es el objetivo de la educación que os estoy dando. Pero sé que me costará aceptarlo cuando llegue el momento.
Fuiste y eres mi pequeña luz estival, la que iluminó aquel primer verano de tu nacimiento, la que ha iluminado mi tristeza cuando he estado a punto de caer y la ha convertido en alegría de nuevo, la luz por la que di todo lo que había vuelto a conseguir. Y mereció la pena. Ya lo creo que sí.
Cinco años recordándome que no hay nada en el mundo que valga más que tu cabecita en mi pecho, nada más importante que tu manita en mi brazo, nada tan grande como tus besos en mis mejillas. Cinco años invitándome a ser mejor persona cada día, mejor madre, más valiente. Porque cuanto más me necesitas tú, más te necesito yo.
Mi princesita, mi bebé, mi luz, mi Valeria: Felicidades. Sí, ya tienes cinco años.


3 comentarios:

  1. Feliz cumpleaños princesa!!!!besitos de los primos

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumpleaños princesa!!!!besitos de los primos

    ResponderEliminar
  3. Y otro grandote para tus dos príncipes y para vosotros. Nos vemos el domingo. Muacks.

    ResponderEliminar